Inicio

Triste historia con final feliz

Gemma

A mi ahora gata Nini la abandonaron muy pequeña –apenas tendría un mes–, y junto a ella a su hermanito. No es una gata de raza, es una romana a rayas como tantos gatos que se ven por las calles. No sé por cuánto tiempo vagaron solos y hambrientos, una semana quizás; el caso es que cuando los encontró mi padre no pudo evitar sentir una pena inmensa por ellos, ya eran pura piel y hueso con una cabeza enorme.

Leer todo · 04-03-2012

Merlín

Eli

Bueno, Merlín es, cómo decirlo, un gatazo fuerte, duro, grandote y el gato dominante del camping. Donde él está no puede haber otro gato que no haya aceptado, y no los acepta. Solo aceptó a Pelayo, al que aseó en cuanto lo pusimos a su lado. Creo que se sentía como su papá.

Leer todo · 12-11-2011

Pelayo y Ágata

Eli

Quiso el destino, justo dos días antes de morir Lady, ponerme en los brazos a otro gatito, de unos ocho meses de edad, al que hemos llamado Pelayo. Resulta que Pelayo estaba en medio de la carretera y unos campistas que habían pasado el fin de semana allí casi lo atropellan, pero le vieron a tiempo y bajaron a cogerle.

Leer todo · 12-11-2011

Lady Yeles

Eli

Como no queríamos que Mimosa fuera gata única, decidimos adoptar a otra gatita para que pudiera jugar con ella y sentir la compañía de un congénere, y así llegó a nuestras vidas Lady Yeles, una preciosa gata atigrada de la misma edad que Mimosa.

Leer todo · 12-11-2011

Mimosa

Eli

Quiero compartir con vosotros mi pequeña historia con los gatos que, aunque tarde, han llegado a mi vida. Cada día que pasa me gustan más y más me intrigan. Siempre, desde niña, quise tener un gatito, pero, por diferentes circunstancias personales y familiares, incluido un problema de alergia y asma, era una cosa que ni me lo planteaba, aunque nunca sabemos qué nos tiene preparado el destino.

Leer todo · 12-11-2011

El gato más afortunado del mundo

Belkys. Venezuela

Una noche (estaba lloviendo) salí de visitar a mi suegra cuando, en la planta baja del edificio, escuché a un gatito llorando. Era chiquitico, de aproximadamente tres semanas de vida. Me lo llevé a mi casa y lo adopté.

Leer todo · 11-11-2011