Inicio » General » Hasta siempre, Igor

Hasta siempre, Igor

Josep

Mi gato Igor se ha muerto y estoy muy triste. Igor era uno de mis dos gatos, de hecho fue el primer gato de mi pareja y mío. Ya vivía en la casa que compramos; tenía un año y medio y era medio salvaje. Sus antiguos dueños solo lo visitaban los fines de semana y durante la semana se tenía que buscar la vida, por ello tenía un carácter muy agresivo y costaba mucho relacionarse con él.

Poco a poco nos fuimos acostumbrando a vivir juntos, poco a poco aprendimos a querernos, poco a poco empezamos a ser una familia con gato, poco a poco mi gato formaba parte de mi familia.

Igor, a pesar de que ya tenía una familia que lo cuidaba, tenía unos instintos muy salvajes, tenía su territorio, lo defendía con uñas y dientes, tenía a sus amigos y amigas y también a sus enemigos.

Un día llegó a casa muy malherido el pobre, lo llevamos al veterinario y le dio unas curas y una medicación pero pasaba el tiempo y no mejoraba sino que iba a peor. Al final la veterinaria nos dijo que podía tener el sida de los gatos, que era una enfermedad que tarde o temprano acabaría con él, que no se conocía medicación y que si queríamos probar con una medicación un poco experimental.

Decidimos hacer lo que fuera por él y al cabo de año y medio Igor estaba en perfectas condiciones. Fue entonces, una vez recuperado, cuando decidimos castrarlo y a partir de ese momento empezó a cambiar. Nuestro gato medio salvaje se volvió un gato de casa, cariñoso y afectivo. Entraba en casa y se pasaba largas horas durmiendo en los sofás y las camas, jugaba con los peluches, se entrelazaba con tus piernas rozando su cuerpo, se dejaba acariciar la barriga y se portaba muy bien.

Con Igor hemos pasado buenos y malos momentos, hemos disfrutado y hemos llorado con él, hemos reído y nos hemos enfadado, hemos compartido nuestras vidas de la mejor manera que hemos sabido y hemos aprendido mucho de él...

Por todo esto te voy a echar mucho de menos, Igor, y te doy las gracias por enseñarme a querer a los gatos. Tú fuiste el primero y siempre te llevaré en el corazón. Te quiero mucho, Igor; hasta siempre, mi felino...

24-02-2009