Inicio » General » Gato de lengua negra

Gato de lengua negra

Ligeia

En México decimos que para que un loro sea buen parlanchín debe tener la lengua negra. Orión no es ningún loro pero es un gran parlanchín.

OriónOrión estaba en una jaulita en una veterinaria. Hacía uso de sus pulmones lo más que podía mientras la gente no se acercara a hacerle cariños. Cuando fue mi turno de pasar cerca de su jaula solo le dije: "oye, deja de llorar", a lo que el se sentó y se quedó mirándome en silencio.

Orión supo ganarse el cariño de mis padres, que preferían que yo no tuviera mascota, pues trabajo cinco días de la semana. Ahora no sabrían qué hacer si él no estuviera. Es poco lo que puedo relatarles de mi pequeñín en este espacio, pero se ha sabido ganar el cariño hasta de la gente que no vive con él.

Orión es un gato común, si es posible que él sea común, no tiene pedigrí y es muy delicado de salud. Entre sus enfermedades han desfilado vómitos, esofaguitis, alergias, acné felino, abscesos de pus por mordidas (es excesivamente celoso de su territorio y curioso con el de otros gatos).

Toda mi vida he tenido gatos y todos han sido muy especiales pero solo él me ha hecho querer contarles. Mi madre barría tranquilamente el pasillo de la casa, Orión se acerca a ella y le dice "ma" con un tono dulce y afelinado. Ella obviamente primero se espantó un poco..., pero luego recordó que así la llamo yo. Mi papá juega con Orión y en lugar de maullarle le dice claramente: "guau". Ahora así designa Orión a mi padre; cada vez que va llegando se acerca a la puerta y le dice "guau".

Tengo que decirles que yo soy "ña-ña", y que después de decirme el "nombre" viene una serie de maullidos cortos y largos revueltos con ronroneos y gruñiditos que imagino son los acontecimientos del día platicados por mi felino. Mi novio se llama "prr-prr" y es el designado para rascar el lomo de Orión durante horas. Y si creen que ahí se detiene no es así... Si el plato del agua está vacío o con hormigas se acerca a alguno de nosotros y dice "agua"; la comida es "maas"; ¡Orión ven acaá!: "noo" o "mhh-mhh" es la respuesta.

Pensamos que a causa de quererlo tanto ya estábamos alucinando con la voz de nuestro cuarto miembro de la familia, pero la veterinaria no sabía si reírse o espantarse cuando dijo: "Orión, ven, que te toca la vacuna", y la respuesta fue "nooooo".

Dejo una foto de mi latoso... ¿A alguien más le ha sucedido esto?

01-06-2006