Inicio » General » ExCanela, mi gato

ExCanela, mi gato

Mariolita

Yo soñaba con tener un gato, me daba igual como fuese, persa, de angora, etc. Antes de estas Navidades, mi hermana y yo planeábamos y intentábamos convencer a mis padres para que me dejaran tener a uno, que son muy aseados, etc.

Aquel día a mi padre todavía no se le quedó la idea de tener un gato en casa, ya que nunca tuvimos una mascota de ese tipo.

En la academia de inglés, el último día de clase antes de la vacaciones de Navidad me daban las notas y mi padre fue a verlas. Le encantaron, todo perfecto, entonces le abracé y le pregunté si me dejaría tener un gato. Me respondió: "A lo mejor".

Cuando llegaron las Navidades solo pensaba en lo que me iban a regalar. Cuando me desperté, nada de gato, cosas muy chulas pero nada de gato. Decidí esperarme hasta Reyes.

El día 31, mientras me duchaba, apareció un gato en brazos de mi madre. Era un precioso persa, con mucho pelo, ojos miel, hembra, perfecta.

Pasados unos días tuve que ir a mi destino en casa, en Sevilla. Lo llevamos al veterinario y todo bien. Un domingo yo estaba muy aburrida y decidí ir a casa de una amiga. Estuvimos toda la tarde allí, y de vuelta a casa mi madre me anunció: "Ha desaparecido Canela", que así se llamaba la gata. "¿Cómo?", dije yo. "Sí, se ha convertido en Canelo. Es un macho". Y rompí a llorar.

No sé por qué, pero desde aquel día Canelo es mi puro amor, le he cogido aún más cariño, y le mimo más... Es más guapo y más cariñoso.

22-01-2007